Wlam

Galleria Continua: 25 años y una nueva puerta en La Habana

Por Yaíma Guilarte Hernández



Galleria Continua surgió en San Gimignano, un pequeño pueblo medieval de la Toscana italiana.  El  proyecto que nació como un sueño de tres amigos ya se ha extendido aBeijing,París y, después de 25 años, le llega su turno a la capital cubana.

Águila y Dragones en los predios del Barrio Chino será sede del nuevo centro cultural donde coexistirán artistas cubanos con otros de diferentes geografías. Como parte de las celebraciones por este primer cuarto de siglo, Galleria Continua ha planeado dos grandes exposiciones en la ciudad. Una de ellas será el próximo 27 de noviembre en el cine El Águila de Oro, su nuevo espacio en La Habana. En ella expondrán 6 artistas cubanos: José E.Yaque, Susana Pilar Delahante, Elizabeth Cerviño, Alejandro Campins,Reynier Leyva Novo y Carlos Garaicoa.


Por su parte, la segunda exposición se inaugurará el día 28 de noviembreen el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam. Durante dos meses, el público podrá apreciar obras de 14 artistas extranjeros, devenidos grandes figuras del mainstream.Sobre esta muestra caleidoscópica de reconocidas estrellas internacionales nos comenta Loliett M. Delachaux, especialista del Centro Lam y coordinadora de este proyecto:

“Follia Continua!–título dado a esta exposición– forma parte de un conjunto de acciones que la galería ha venido desplegando en diferentes espacios,por los 25 años de su creación. La muestra acogerá artistas de Asia, África, América Latina, Europa. Lo interesante de esta es quizás, la ausencia de un núcleo temático, para concentrarse,casi exclusivamente, en mostrar un tipo de obra básicamenteinstalativa. Predominará el gran formato visible en los sitespecificy en las complejas estructuras que se erigirán en todas las salas del centro”.

¿Cuál ha sido la influencia de la Bienal de La Habana en este acercamiento con Galleria Continua?

“La mayoría de los artistas presentes en la muestra –excepto dos de ellos– ya han sido invitados a la Bienal de La Habana. Su participación, sobre todo en ediciones recientes, se debe, entre otras cosas, al hecho de que proceden de las áreas geográficas de mayor interés para el equipo curatorial del evento. De alguna manera, la Bienalhizo visible el talento de muchos de estos creadores, incluso, antes de que se convirtieran en las grandes figuras que son actualmente.Por parte de la galería, creo que es una propuesta interesante y abarcadora; en lo que respecta al centro, nos alegra mucho tener de vuelta a estos artistas, con todo el reconocimiento y el estrellato que hoy gozan”.

¿Cuál crees que haya sido el papel específico de la duodécima edición?

“Creo que uno de los principales motivos por los que Galleria Continua acude al Centro Lam para celebrar esta exposición-homenaje se debe a un precedente creado durante laDuodécima Bienal de La Habana. En esa ocasión la galería apoyó la asistencia de artistas como NikhilChopra, ShilpaGupta, AnishKapoor, MichelangeloPistoletto y Daniel Burenlos cuales participaron con intervenciones públicas, performances y obras de proceso. La presencia de Buren y Pistoletto no se limitó a su proyecto en específico sino que ambos ofrecieron conferencias, encuentros con estudiantes y otra serie de actividades, lo cual propició una interacción provechosa con estas grandes figuras de la historia del arte universal. En aquel entonces, la galería evidenció su interés por alentar líneas de trabajo similares a las planteadas en el centro. Por ello, creo que hoy regresa al Lam con una exposición que manifiesta ese consenso”.

¿En qué ha consistido el trabajo de los especialistas del Lam en la preparación de Follia Continua?

“En primer lugar, el equipo de curadores analizó el proyectode manera colectiva, aportando sus impresiones a partir de la amplia experiencia que poseen. La selección –realizada previamente por la galería– nos pareció una excelente síntesis de la labor realizada por esta a lo largo de sus 25 años.Luego, para llevar a cabo toda la puesta en escena, pusimos en función de la misma a nuestro equipo de trabajo, fundamentalmente, los especialistas en comunicación, relaciones internacionales y montaje. A partir de entonces hemos mantenido una faena conjunta tanto en la organización de las acciones relativas a la promoción (diseño de catálogo, lonas promocionales, conferencia de prensa, etc.); las negociaciones y trámites para la importación de materiales para la muestra y la disposición de nuestro equipo de montaje cuya experiencia y profesionalidad ha permitido la concreción de todos los proyectos exhibidos en el centro. Siempre hemos considerado que la presencia de nuestros montadores y especialistas de esta área, en muestras curadas por instituciones o curadores ajenos al centro, es una garantía en el resultado positivo de la misma. A fin de cuentas, son las personas que mejor conocen el espacio, sus recursos, así como las dificultades y ventajas de este. En eso consiste un poco el papel de la coordinación, trabajar de manera conjunta con la otra parte, facilitando procedimientos, esclareciendo ideas, brindando soluciones museográficas, entre otras cosas”.

¿Qué crees que distinga a los artistas que trae Galleria Continua del panorama visual contemporáneo cubano?

“Un elemento que distingue a esta muestra en particular, aunque es algo que ha hecho la Bienal de La Habana por mucho tiempo– es reunir a un grupo de artistas con obras instalativas y a gran escala. A veces tenemos que esperar tres años o más (en el caso de los Salones de Arte Cubano Contemporáneo) para poder disfrutar de propuestas con estas características. Por otro lado está el hecho de ser renombrados exponentes del arte internacional lo cual es difícil de encontrar en nuestro contexto a menos que se presenten en la Bienal. Carecemos de espacios expositivos y eventos que promuevan las prácticas artísticas foráneas. En ese sentido, Follia Continua! se vuelve especialmente atractiva para estudiantes y egresados de las academias de arte así como para los especialistas del medio. No significa que no existan este tipo de proyectos, lo que quiero decir es que casi siempre son experiencias aisladas, que no constituyen la generalidad en nuestro país. Lo que veremos en esta exposición es una muestra de ello, todo el espacio será intervenido por composiciones enormes, desde la fachada hasta los pasillos interiores, las salas y el patio. La obra de Pistoletto, por ejemplo, estará invadiendo toda la galería exterior de la planta alta del edificio,creando una especie de laberinto por el cual el espectador tendrá que obligatoriamente atravesar para desplazarse de una sala a la otra. Esta es, a grandes rasgos, la dimensión de lo que podremos apreciar en el centro Wifredo Lam a partir del 28 de noviembre.

Ya has comentado que llegarán artistas provenientes de todo el orbe que gozan de una cierta posición elitista, y por supuesto, a muchos la realidad cubana les resulta ajena, ¿existirá algún peligro en el diálogo con los espectadores de la Isla?

“Esa inconexión de la que me hablas es siempre un riesgo que corremos a la hora de asumir proyectos extranjeros. Sin embargo, creemos en la universalidad de todas las obras. En algunos casos apelamos a fenómenos particulares pero que debido a su complejidad y diferencia creemos necesario hacer visibles; y fundamentalmente, nos aferramos a propuestas que se sirvan de la propia realidad en la que se exhiben. Por lo que en esta exposición habrá un poco de todo lo anterior; legitimadas formas de hacer arte que hoy constituyen marca, experiencias personales devenidas instalaciones (de la memoria) y sobre todo interpretaciones del contextocultural cubano. Algunos de los artistas de la muestra estarán arrivando en pocos días para involucrarse con esa realidad y extraer de ella no sólo su espíritu, belleza o contradicciones, sino también sus recursos y sus formas. En esta ocasión, JannisKounellis, PascaleMarthineTayouy SislejXhafallegarán a trabajar directamente con el espacio. Creo que la pasada edición de la Bienal influyó notablemente en ese aspecto, pues incentivó a los artistas a visitar previamente la Isla para luego producir obras vinculadas estrechamente a su contexto. No pretendemos que –por poseer realidades distintas a la nuestras–las obras tengan poco o nada que decir, aunque como ya he expresado anteriormente el arte contemporáneo es complejo y exige un esfuerzo cada vez mayordel receptor.

Entre las traducciones de la palabra italiana “follia” se encuentra locura. Solo resta al espectador cubano esperar el inminente despliegue visual y catar si se trata de un perenne estado de delirio artístico. Ya sabemos que los escenarios varían desde una ciudad rodeada de torres medievales, el populoso gigante asiático, un barrio parisino o La Habana. Parece incuestionable la certeza de que Galleria Continua hace honor a su adjetivo.

Localización

 

horarios

oficina

Lunes a viernes

8:30am - 4:00pm

 

SALAS DE EXPOSICIÓN

Martes a Sábados

10:00am - 5:00pm

 

CENTRO DE DOCUMENTACIÓN

Lunes a viernes

9:00am - 4:00pm