Wlam

El Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam cuenta con una colección de más de 1000 piezas procedentes fundamentalmente de las diferentes áreas geográfico-culturales que han potenciado 30 años de investigaciones. La idea de crear una colección permanente  surge con la fundación del centro en el año 1983, cuando en el Decreto Ley No 113 (30 de marzo de 1983) de la Gaceta Oficial de la República de Cuba, se menciona entre las funciones y atribuciones especiales de la institución: enriquecer el patrimonio cultural del país mediante la creación de una colección permanente de obras de artes plásticas y el intercambio sistemático de documentación artístico-cultural. Será justamente  con la primera edición de la Bienal de la Habana,  que se van a adquirir las primeras obras gracias a  la donación voluntaria de un grupo de artistas que habían sido invitados al evento. Desde entonces, las diferentes ediciones de las Bienales de la Habana,  las exposiciones organizadas por el centro, así como el vínculo directo con artistas, curadores, investigadores  y otros especialistas, han propiciado la continua adquisición en diferentes períodos.

De manera general es un conjunto de carácter heterogéneo, en el que junto a la pluralidad y diversidad de las producciones se muestra la presencia de varias manifestaciones y la experimentación con las soluciones técnicas. Entre ellas se destacan: la pintura, la escultura, el grabado, la fotografía, la instalación, las artes gráficas entre otras.  Aunque en los últimos años, resulta importante la incorporación de obras en video -lo cual ha abierto el espectro de la política de coleccionismo- el formato bidimensional y de manera especial la gráfica tiene preponderancia sobre el resto.

Entre las obras de mayor relevancia tenemos que destacar dos grupos de carácter patrimonial. El primero está integrado por las piezas que fueron premiadas en la primera y segunda Bienales de La Habana. Nos referimos a las obras de artistas como: Tomás Sánchez (Cuba, Premio Amelia Peláez 1BH), Gustavo Acosta (Cuba, Premio Rafael Blanco 1BH), Alirio Palacios (Venezuela, Premio Flavio Carvalho 1BH), Branca de Oliveira  (Brasil, Premio José Guadalupe Posada 1BH), Horacio García Rossi (Argentina, Premio Emilio Pettoruti 1BH), Omar Rayo (Colombia, Premio Antonio Berni 1BH), Antonio Ole (Angola, Premio 2BH), Carlos Capelán (Urugüay, Premio 2BH) entre otros. Mientras que el segundo está conformado por un conjunto de piezas de arte africano que fueron presentadas en 1989 en la Tercera Bienal de la Habana. En este grupo resaltan pequeñas muestras de diferentes artistas formados en las denominadas escuelas de “pintura popular” de Kinshasa y Tinga Tinga, así como una veintena de juguetes africanos.