Paz Encina

Paraguay

Mobirise

Rugir

La instalación sonora Rugir aborda la desforestación de los bosques nativos del Paraguay, intensificada en los últimos años. El sonido que produce la acción se percibe como un lamento de la naturaleza, una expresión de protesta que opera de modo autosuficiente y no precisa de su visualización. Al escucharlo la idea de lo que está ocurriendo es inequívoca. La pérdida de regiones boscosas, donde vivían comunidades indígenas y campesinas, a causa de la expansión de modelos ecocidas de producción, basados en la sobre explotación de los recursos naturales y el cultivo de soja transgénica cuyo crecimiento requiere fumigación con agro-tóxicos, ha perjudicado tanto al ecosistema como a sus pobladores ancestrales, obligados por tal razón a migrar.

Tráeme agua, tráeme miel

Tráeme agua, tráeme miel son las voces perdidas de los ayoreos en medio de la nada. La artista estuvo trabajando con esta comunidad indígena, asentada originalmente en la zona norte del Chaco, pero obligada en los últimos tiempos a trasladarse al Chaco Central del Paraguay. Los ayoreos totobiegosode son nómadas. Se dedican por lo general a la caza y a la recolección de la que hace parte la apicultura, ahora en riesgo por el cercenamiento de los bosques, casi en el dintel de la desaparición. El pedido de agua y de miel, que ellos sabían encontrar y producían, alude a la incertidumbre en que viven estos pueblos en el estremecido contexto actual

San Ignacio #22, esq. Empedrado, La Habana, Cuba.


+537-861 20 96



Designed with ‌

Free Website Software