FundArt
(Fundación Ariguanabo)

«Ariguanabo» –explica José Rafael Lauzán en el libro Historia Colonial Ariguanabense– «es el nombre que los aborígenes pusieron a nuestro río, con lo que querían decir río del guanal o del palmar». Ciertamente, hoy se acepta que el vocablo «ariguanabo» es una palabra compuesta por tres voces:
ARI- equivale a río GUANO- cualquier variedad de palmera o sus hojas ABO- como la terminación ar o al de las voces castellanas, colocadas detrás del nombre de una planta, indica agrupación o reunión de ellas. El río –el cual atraviesa el pueblo, nace y muere en él– constituyó la riqueza fundamental de la naciente Villa (1794), y sus baños fueron los que le dieron fama; tanta, que con el transcurso del tiempo, provocaron que se cambiara el nombre de San Antonio Abad por San Antonio de los Baños.


Nuestro gentilicio nos viene por él. Somos, por ende, los nacidos aquí ARIGUANABENSES. Muchas páginas se pueden dedicar a este accidente geográfico. Es, sin duda, el centro de nuestra vida social y cultural. Yace en cada acontecimiento significativo. Ha sido –y es– motivo de obras artísticas e investigaciones científicas. Aparece, indefectiblemente, en dibujos de René de la Nuez, en lienzos de Quidiello, también en artículos y variados textos del Doctor Giraldo Alayón García y en la poética de Silvio Rodríguez, por solo citar algunos connotados que no han podido prescindir de destacarle; de elevarlo a otros confines.


Desde los años 90 han tenido lugar acciones concretas para socorrerlo. Ya, a finales del 2008, un grupo heterogéneo de ariguanabenses (Amigos del Río) se reunieron con el propósito de favorecer la situación medioambiental (con el río y su bosque como elementos básicos) y la vida cultural del pueblo de San Antonio de los Baños. Estimular el rescate del patrimonio natural y construido se convirtió en una tarea perentoria.


El 14 de septiembre de 2018 –luego de una década de trabajo y sueños– nace, legalmente, la Fundación Ariguanabo (FundAr), cuyo principal objetivo es «fomentar una cultura de protección al medioambiente, asociada a la salvación del río Ariguanabo como símbolo, no solo natural, sino espiritual y cultural». Hoy es indispensable la educación ambiental, a través de las manifestaciones artísticas, como vías idóneas para lograrla. El vínculo de FundAr con las instituciones del municipio; además de su presencia en diversas actividades y eventos, ha constituido una necesidad recíproca y una enjundiosa experiencia. Así llegó la participación en la 14 Bienal de La Habana. Compromiso y orgullo. Buena manera para demostrar que el arte creado por el hombre, el que está en la naturaleza y en la ciencia, todos ellos, pueden encontrarse en franca armonía; que se abracen para desde el presente construir un futuro pleno es la gran aspiración.

Mobirise Website Builder

El Conteo Navideño de Aves: el Preámbulo

El conteo navideño de aves es un proyecto de ciencia ciudadana que comenzó en el año 1900 por iniciativa del famoso ornitólogo Frank M. Chapman. Previo al siglo xx, los cazadores celebraban la Navidad con una cacería llamada Christmas Cacería Lateral (Side hunt); el objetivo era cazar la mayoría de aves posibles. En esa época los temas de conservación apenas se consideraban, aunque muchos observadores de aves y científicos ya se empezaban a preocupar por las bajas poblacionales de numerosas especies; por lo que en la Navidad de 1900 Frank M. Chapman propuso un conteo de aves o Christmas bird count; así en lugar de cazar aves, el interés esencial fue contar y registrar el mayor número de especies.

Ha sido tanto el éxito de los conteos que en la actualidad existen miles de círculos alrededor del mundo con un gran número de participantes cada año. En Cuba comenzaron el 18 de diciembre de 2012, simultáneamente, en Bermejas y La Salina (Ciénaga de Zapata), y Viñales (provincia de Pinar del Río). Con posterioridad se han realizado en Monte Barreto (La Habana), Jardín Botánico Nacional, Cayo Coco (Ciego de Ávila), Rafael Freire (Holguín) y Santiago de Cuba. En San Antonio de los Baños se iniciaron el 22 de diciembre de 2019 en los predios del Bosque Martiano. Esta interesante acción, totalmente en consonancia con el tema ambiental, fue la elegida para brindarle un cálido recibimiento a la 14 Bienal en el Ariguanabo.

Mobirise Website Builder

Limpieza del Río: acontecimiento cultural

El río Ariguanabo es el accidente geográfico más importante de la villa de San Antonio de los Baños, y ese nombre aborigen es el gentilicio de los nacidos y adoptados en esta región. Su conservación, limpieza y cuidados son deberes de todo ariguanabense. Es por ello que dedicarle tiempo a su preservación y ornato es todo un acontecimiento cultural, que debe ser acogido en una actividad pública y académica como la 14 Bienal de La Habana.

San Ignacio #22, esq. Empedrado, La Habana, Cuba.


+537-861 20 96



Made with Mobirise ‌

Website Maker